Poeta: Guliana Pinzone

De Misiones Posadas
Artista y poeta
Tres ojos
Y silencioso observador.
Todavía creo.
La naturaleza lo demuestra en el tiempo
Pero el hombre todavía no creció
Pero todavía creo.

¡Malditas manos!

Nadie en la calle me conoce
Nadie en los bares me conoce

Nadie en los baños me conoce

Nadie

Nadie me conoce

Pero saben cómo pienso

Porque no puedo callarme

Insoportable.

¡Oh! Algún poeta que me lea sus palabras

Que me invito de su vino

De su noche

De su desesperación.

¡Oh! Mis cigarrillos contados por mi ansiedad

Mi pensamiento alcohólico

Mi pensamiento poético

Mi pensamiento alucinando

¡Oh! Mis manos manchadas de pintura

Quieren quedarse en mí para que recuerde

¡Malditas manos!

Y si fuera un perverso violaría la moral

Violaría el deseo hasta agotarlo

Hasta que me odie.

Reír

Cuando escribía la luz se corto

Y borro

Todas mis palabras

Y al regresar no había

Nada

Absolutamente nada

Pero acá estoy de nuevo

Intentando recordar lo que dije

Pero no recuerdo.

Acaricio a mi gato mientras que pienso en su muerte

Y el llano dentro de mí ve el futuro

Y el vacío.

Los truenos ya no están

Y el sol ilumina y todo se vuelve blanco en la siesta

Las gotas siguen intactas en mi ventana

Que se van yendo de a poco con el viento

Y con las agujas del reloj.

Mi mente recuerda el beso

El beso de mucha bebida y mucho humo

Y sonríe mi mente porque querer de nuevo el beso.

Mi cuerpo lleno de resaca

De poesía

De dolor

Todavía sigue de pié

Y mis ojos miran la pared que me duerme

Que me grita

Que me asfixia

Que me protege…

¡Oh! Mi sangre espera la noche para brillar

Como mi boca para beber

Para reír

Reír

Reír.

Madrugada de mañana

Las rayas de la ventana

De la pintura vieja

Y gastada

Ya no tapan al sol

Y la noche y el día

Parecen lo mismo

Pero no en tus ojos.

¡Oh! Los cuerpos chorrean entre la miel

Y los cuerpos no sé cansan de lamerla.

En el patio se ve la vida rota

Olvidada

Pero lleva un brillo

Brillo que habla

Y en ese patio jamás llueve

Ninguna lágrima.

Los besos sedientos

Se vuelven serpientes rabiosas de amor

Y todo lo que tienen es

Alma.

Y en el sueño estaré con vos

Como en la misma cama

Sin frío.

Algo muerto en mí que nunca vivió

Ahora resucita con placer

Y me río y sonrío

Y las palabras son bellas

Como las flores invisibles

De mi recuerdo.

Las paredes de color laten

Y la cama sin querer chilla

Y no deja de moverse

Mientras soñamos.

Cuando te miro

Olvido

Que recién te conozco

Y vuelvo a mirarte

Para no olvidarme

Que recién te conozco.

Cuando la inspiración no está

Cuando la inspiración no está

No quiere decir que estés muerto

Quiere decir que alrededor no hay nada vivo.

Cuando la inspiración no está

Besa

Besa con rabia

Con amor

Con dolor

Con pasión

Baila

Baila mal

Baila y cáete.

Cuando la inspiración no está

Duerme

Duerme profundamente

O enférmate

Tapate con las sábanas sucias

Y no te bañes.

Cuando la inspiración no está

Ten paciencia

El mundo espera que encuentres el secreto.

Cuando la inspiración no está

Bebe

Bebe hasta vomitar

Y sube el volumen de la música clásica

Y piensa en la muerte riéndote.

Cuando la inspiración no está

Alégrate

Pronto estarás buscando algo nuevo en el presente

Y no llores

No lagrimees

No te enojes

No te odies.

Cuando la inspiración no está

Usa tus ojos por última vez

Seguro

Hay otra salida…

Espejo

Mi mente a veces es un niño

Pero no juega.

Mis manos vuelven a pintar un rostro desesperado

Pero la calma se ríe de mí.

Ya nada importa cuando no estás atado

Ni a vos mismo.

Y mi estomago grita de hambre

Y me cuerpo al estar acostado llora

Mi corazón está en el río

Cambiando constantemente de agua.

Siento la pasión en mi sangre

Siento la vida en mis pies

Mis palabras son gigantes

Que no entran en mi habitación

Ni en mi boca.

Mi mente a veces es un niño

Enamorado del deseo.

La voz del rey

La voz del rey

Canta alrededor de dragones de fuego

Y todo se quema.

Un paseo por un jardín de árboles de rosas

El azul ríe entre medio de las rosas

Y los pájaros me invitan al baile

Bajo la luna

Pero es de día.

Y mi ansiedad de beber

De vomitar mí sangre

Mi sangre viva

No de dolor

De vida.

Y mi ansiedad de beber

Vuela hasta el sol

Y quema mis dientes

De tanto reír.

Ya puedo correr a tus brazos

El miedo no sé burlara

De mí.

Y el humo que todavía me habla

Sigue caminando a mi lado

Viéndome crecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s