Cómo y Por qué Apostatar

Por Juan Drewjn

¿Qué es la apostasía?

‘’ Negar la fe de Jesucristo recibida en el bautismo.’’ Rae. (1) La apostasía trata de la renuncia a la fe en una religión. Esto significa dejar de pertenecer a esa religión. Se puede decir que una persona pertenece a cierta religión (tomemos de ejemplo la religión Católica Apostólica Romana) cuando es bautizada, dejar de estar bautizado significaría la apostasía. La apostasía no significa ser ateo, uno puede seguir creyendo pero no estar dentro de la iglesia católica, también podría unirse a otra religión.

¿De qué sirve apostatar?

En Argentina la Iglesia Católica es una de las instituciones con mayor nivel de representatividad que se adjudica.

Primero que nada es importante tener en cuenta que en Argentina el 95,3% de los habitantes son considerados católicos según una encuesta del CONICET hecha en el 6 de Agosto de 2008 (2). Y según este reporte ‘’International Religious Freedom Report 2004’’ (3) del ‘’U.S. Department of state (15 de septiembre de 2004)’’ la iglesia católica dice tener 25 millones de miembros. ‘’The Roman Catholic Church claimed 25 million baptized members (approximately 70 percent of the population)’’ que significaría el 70% porciento de la población.

La ICAR (Iglesia Católica Apostólica Romana) para poder pisar fuerte en nuestro país necesita demostrar su poder y una de las formas de hacerlo es acudir a la cantidad de bautizados que para ellos cuentan como integrantes de la institución, para esto las diócesis en el país tienen un libro de bautismos en el cual figura el nombre con el DNI de las personas que fueron bautizadas y supuestamente que pertenecen a la religión católica. Es totalmente absurdo que la iglesia considere integrante a cualquier bautizado, un bebé por ejemplo no tiene la capacidad de elegir su culto, y si fue bautizado ya cuenta como integrante de la institución.

La forma de dejar de pertenecer a la iglesia católica si fuiste bautizado es nada más que la APOSTASÍA, en este proceso podemos dejar de formar parte del porcentaje que la iglesia se adjudica para poder participar en decisiones y reclamos dentro del país. Apostatar entonces sirve para que la Iglesia no hable por nosotros, para que no se involucre con el Estado, que no se oponga a cosas que a nosotros nos parezcan correctas y que no promueva cosas que al pueblo le parecen incorrectas. Evitar que el sueldo de los obispos salga del bolsillo de todos los ciudadanos. Evitar que tenga un poder que no le corresponde y que de una vez por todas lograr el Estado laico.

La Iglesia HABLA POR SUS MIEMBROS, ¿Qué significa esto?

Existen varios ejemplos, prosigo a nombrar algunos:

Respecto a la educación sexual. Según esta noticia de la nación (4)

‘La Iglesia cuestionó con firmeza los lineamientos que obligan a enseñar en las aulas los métodos anticonceptivos, entre otras pautas de educación sexual, y advirtió que ese carácter obligatorio “no deja margen de acción a los padres para objetar aquellos contenidos que pudiesen atentar contra sus convicciones religiosas y morales”.’

La ICAR habla por nosotros cuando dice que La Iglesia cuestiona la educación sexual en las escuelas, además los obispos señalan que se omite ‘…la educación en la abstinencia y en la fidelidad mutua como conductas preventivas del contagio del virus…’. Por eso, si estas bautizado y estas a favor que se brinde cierta educación sexual en las escuelas, hay un algún grado de incoherencia.

Respecto al aborto

Citando al catecismo: 1398  Quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae. (5)

Del aborto no hay mucho que hablar ya que hoy en día es uno de los temas más cuestionados por la iglesia.

Respecto al divorcio

Lo que dice el catecismo:

1650 Hoy son numerosos en muchos países los católicos que recurren al divorcio según las leyes civiles y que contraen también civilmente una nueva unión. La Iglesia mantiene, por fidelidad a la palabra de Jesucristo (“Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio”: Mc 10,11-12), que no puede reconocer como válida esta nueva unión, si era válido el primer matrimonio. Si los divorciados se vuelven a casar civilmente, se ponen en una situación que contradice objetivamente a la ley de Dios. Por lo cual no pueden acceder a la comunión eucarística mientras persista esta situación, y por la misma razón no pueden ejercer ciertas responsabilidades eclesiales. La reconciliación mediante el sacramento de la penitencia no puede ser concedida más que aquellos que se arrepientan de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo y que se comprometan a vivir en total continencia. (6)

Y nos damos cuenta que es un tema sensible para la Iglesia ya que Perón por ejemplo en la época de enfrentamiento contra la iglesia logra una sanción que autorizaba el divorcio vincular lo que permitía a los divorciados volver a casarse. Esto lo hizo como una ofensiva contra la iglesia. (7)

Respecto a una campaña de preservativos

En esta noticia (8) se muestra la opinión del Obispo castrense Antonio Baseotto respecto a una campaña de preservativos de Ginés González García un ex ministro de salud, hoy en día embajador argentino en Chile.

El obispo Baseotto en una carta dirigida al ex ministro de salud expresó ‘…la multiplicación de los abortos que usted propicia con fármacos conocidos como abortivos es apología del delito de homicidio…’ ‘…cuando usted repartió públicamente profilácticos a los jóvenes, recordaba el texto del Evangelio donde nuestro Señor afirma que -los que escandalizan a los pequeños merecen que le cuelguen una piedra de molino en el cuello y lo tiren al mar- ’

‘…distribuir profilácticos es propiciar el libertinaje sexual y difundir impunemente el sida, que es ampliar el mercado de los que negocian y lucran con la salud física y moral de nuestra juventud.’
‘Se está contribuyendo a la degradación de nuestra sociedad con los mismos principios de los emperadores romanos: panem et circenses”

La Iglesia Católica se opone al uso de métodos anticonceptivos. El Catecismo dice claramente:

2370 La continencia periódica, los métodos de regulación de nacimientos fundados en la auto observación y el recurso a los períodos infecundos (HV 16) son conformes a los criterios objetivos de la moralidad. Estos métodos respetan el cuerpo de los esposos, fomentan el afecto entre ellos y favorecen la educación de una libertad auténtica. Por el contrario, es intrínsecamente mala “toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio, hacer imposible la procreación” (HV 14): «Al lenguaje natural que expresa la recíproca donación total de los esposos, el anticoncepcionismo impone un lenguaje objetivamente contradictorio, es decir, el de no darse al otro totalmente: se produce no sólo el rechazo positivo de la apertura a la vida, sino también una falsificación de la verdad interior del amor conyugal, llamado a entregarse en plenitud personal. […] Esta diferencia antropológica y moral entre la anticoncepción y el recurso a los ritmos periódicos implica […] dos concepciones de la persona y de la sexualidad humana irreconciliables entre sí» (FC 32). (9)

Respecto a la eutanasia:

El catecismo dice claramente:

2277 Cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de personas disminuidas, enfermas o moribundas. Es moralmente inaceptable.

Por tanto, una acción o una omisión que, de suyo o en la intención, provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto del Dios vivo, su Creador. El error de juicio en el que se puede haber caído de buena fe no cambia la naturaleza de este acto homicida, que se ha de rechazar y excluir siempre. (10)

Respecto al Sexo prematrimonial:

La iglesia también se opone, citando de nuevo al catecismo:

2350 Los novios están llamados a vivir la castidad en la continencia. En esta prueba han de ver un descubrimiento del mutuo respeto, un aprendizaje de la fidelidad y de la esperanza de recibirse el uno y el otro de Dios. Reservarán para el tiempo del matrimonio las manifestaciones de ternura específicas del amor conyugal. Deben ayudarse mutuamente a crecer en la castidad. ” (11)

Respecto a la homosexualidad:

La iglesia Católica pretende CONDENAR a la homosexualidad. Citando al catecismo:

2357 La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso. (12)

Y me parece que está de más nombrar la postura de la ICAR cuando en Argentina se logró el matrimonio homosexual. (13)

Después de los ejemplos citados, sabemos porque la ICAR habla por sus miembros, muchas de las personas suelen decir ‘pero yo no pienso así’ o ‘eso es la institución, otra cosa son las personas adentro’. Estos argumentos parecen racionales pero en realidad no sirven de mucho ya que al cabo las personas bautizadas ayudan a que la iglesia pueda tener un papel tan importante en el país. Imaginémonos que la iglesia contara con 100 personas bautizadas, ¿Tendría el mismo poder?

La ICAR habla por vos contra la homosexualidad, el aborto, el sexo prematrimonial, eutanasia, repartición de métodos anticonceptivos, educación sexual y más. No importa que vos tengas opiniones diferentes, la iglesia al hablar no te toma en cuenta ya que si estás bautizado, sos uno más para ellos.

 

¿De dónde sale el sueldo de los obispos?

Otro punto que es importante aclarar es el sueldo de los obispos, ¿de dónde sale? Nada menos que nuestros impuestos. Según la ley LEY N° 21.950 los obispos y arzobispos gozarán de una asignación mensual equivalente al 80 % de la remuneración fijada para el cargo de Juez Nacional de Primera Instancia. Los obispos auxiliares gozarán del 70% de la remuneración fijada para los jueces nacionales de primera instancia. Esta ley está firmada por Videla y Martínez de Hoz. En plena dictadura.

También citando la ley 21.540 podemos ver que el pago por su jubilación la mantiene el pueblo, esa ley aclara que gozarán de forma vitalicia una vez que el cargo haya cesado (una vez cumplidos los 75 años o por alguna incapacidad) el 70% del sueldo de los jueces de primera instancia para los obispos y arzobispos y 60% de los jueces de primera instancia para los obispos auxiliares. Esta ley también fue firmada por Videla.

Es TOTALMENTE incoherente que personas que no estén dentro de la ICAR tengan que pagar impuestos que son destinados al sueldo de obispos y a su jubilación. Ese dinero debería ser recaudado únicamente por la iglesia y no por parte del Estado, y cabe señalar que estamos hablando de leyes firmadas en plena dictadura.

¿Cómo apostatar?

El trámite de apostasía es sencillo contrariamente a lo que muchos creen. En síntesis es: entregar una carta pidiendo que se modifiquen los registros donde aparecemos como católicos en la parroquia donde uno fue bautizado, esperar, y listo. No hace falta andar explicando a nadie, ni tener que hablar con algún obispo ni nada de eso.

Resumidos en 3 pasos:

1-Hacer la carta:

Yo recomiendo ingresar a la página web: http://www.apostasia.com.ar/index.php/generar-carta-modelo

De esta forma uno se ahorra el trabajo de hacer la carta y solamente rellena unos datos y ellos te la generan, lista para ser impresa.

Acá se puede ver una carta modelo:

http://www.apostasia.com.ar/index.php/carta-modelo-para-apostatar

Lo recomendable es imprimir un duplicado así una de las cartas la entregamos y la otra pedimos que nos la firmen como ‘recibido’ de esa forma podemos usarlo a nuestro favor si es que cuando vamos a pedir para ver si fue modificada nuestra información nos dicen que nunca recibieron nuestra carta.

2-Llevarla a la diócesis.

Una vez que tenemos la carta solo hace falta llevarla. Si sos de Posadas Misiones seguramente fuiste bautizado en la diócesis ubicada en Félix de Azara 1604 (casi Sarmiento) cerca de la catedral. Nos podremos acercar a esta diócesis dentro del horario de 8 a 12 de lunes a viernes para entregar la carta. Es importante entregar una de las cartas y el duplicado pedir que nos lo firmen como ‘recibido’. También uno le puede dar el número de teléfono y ellos te avisan cuando podes ir para terminar el trámite.

3-Esperar y volver a la diócesis para constatar la información.

Si les diste tú número solo basta esperar, y una vez que te llaman vas de nuevo y constatas que hayan cambiado los datos. Y si no diste tu número es recomendable que esperes una semana y vayas de nuevo y listo. Apostataste.

Fuentes:

(1) http://buscon.rae.es/drae/srv/search?id=Ob78W176YDXX2OrwvDMI

(2) http://edant.clarin.com/diario/2008/08/27/um/encuesta1.pdf

(3) http://www.state.gov/j/drl/rls/irf/2004/35522.htm

(4) http://www.lanacion.com.ar/1022738-reclamo-de-la-iglesia-por-la-educacion-sexual

(5) http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__P55.HTM

(6) http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p2s2c3a7_sp.html

(7) http://es.wikipedia.org/wiki/Relaci%C3%B3n_Iglesia_cat%C3%B3lica-Estado_argentino_%281943-1955%29)

(8) http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-47505-2005-02-19.html

(9) http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s2c2a6_sp.html

(10) http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s2c2a5_sp.html

(11) http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s2c2a6_sp.html

(12) http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s2c2a6_sp.html

(13) http://www.lanacion.com.ar/1256553-la-iglesia-alerto-sobre-el-error-de-aceptar-el-matrimonio-gay

Anuncios

2 comentarios en “Cómo y Por qué Apostatar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s